texto alternativo

Rinconcitos en la red: En parada

Vuelvo a la carga con un “rinconcito” casi recién nacido en la red. Antes de empezar tengo que confesar que igual no soy imparcial a la hora de hablar de este blog porque tengo cierta debilidad por su autora, pero todo tiene su explicación que, como decía Manolo Escobar, El cariño verdadero ni se compra ni se vende. Además nadie dice que tenga que ser imparcial, que para eso este es un blog personal, que narices.

El cariño por mi @rutims comenzó en twitter por casualidad. Sigues a alguien que la sigue, te llega algún RT y te pones a seguirla. Es de esas personas que te atrapan por su forma de ser y de twittear. Con esa sinceridad y esa manera de contarnos su día a día sin pelos en la lengua. Y eso es lo que traslada a sus blogs: sinceridad, verdad, autenticidad (perdón por el momento Jose Luis Moreno). Y si recordáis el post de la semana pasada sobre el blog del Silvia Salgado, sobre este os digo lo mismo pero elevado al cubo. Blogs hay de todo tipo pero son estos donde descubres gente de verdad los que a mi me llegan y los que me gusta recomendar y leer. Esos blogs de los que siempre espero ansioso un nuevo post.

Tengo la suerte de haber conocido a Ruth en alguna escapada a Madrid y leer sus post es volver a estar con ella. Leerla es verla y sentir su voz y su tremenda forma de mirar, hasta imaginar sus gestos, defendiendo con vehemencia todo lo que dice. Porque Ruth no se esconde tras sus post, se suelta la melena, es ella. La mujer independiente, fuerte, pero con un corazón que no le cabe en el pecho. La amiga con la que compartí GinTonics y mojitos por Madrid hasta la madrugada hablando de relaciones, música, viajes, de señoras mayores buscando sus cubanos soñados, sus ganas de ese viaje a Nueva York y de publicar en un medio tan prestigioso como JotDownSpain… y todo esto lo vais a encontrar en su blog.

Por ahora os vais a encontrar a una Ruth que se ha quedado en paro hace unos meses y que nos cuenta como es su vida como periodista en paro. Y esa vida no es quedarse en casa comiendo chocolate (que también hay días que la debilidad aprieta) y esperando que la llamen por teléfono para trabajar. Es una vida donde tiene muchísimo trabajo para poder seguir trabajando. Tranquilos, no encontraréis autocompasión ni lástima. Encontraréis espíritu de lucha, de seguir peleando por seguir adelante, con sus días buenos y los no tan buenos. Momentos Zen super-positivos y momentos ATPC todo.

Sí, confieso que no soy imparcial porque adoro a @Rutims, aunque no se lo digo mucho que estas cosas no le gustan nada de nada y me regaña, así que guardadme el secreto. Y vosotros empezaréis a adorarla en cuanto visitéis el blog de Ruth Martín, mi Ruti. Se llama En Parada, porque así cree ella que está su vida ahora mismo, aunque yo la veo mucho más en movimiento que la de mucha gente que se cree ocupada. Y si no os gusta, os devuelvo el dinero. Ya me contaréis.

Enlace: En Parada

Bonus Track: Si os sabe a poco ese blog recién empezado, tenéis mucha más @Rutims en su anterior blog, Amor y otras modas. IM-PRES-CIN-DI-BLES ambos.

También puede que te interese...

2 thoughts on “Rinconcitos en la red: En parada”

  1. Le daré un vistazo, aunque sabes que últimamente no tengo tiempo ni de pasar mucho por aquí.

    Yo he estado recientemente en parado durante 11 meses… casi un año.

    Llevaba idea de escribir un post sobre ello, pero… tengo tantos post pendientes.

    Pero sí lo haré, porque fueron 11 meses donde no paré un minuto y desde noviembre que estoy con trabajo remunerado de nuevo, a veces pienso que ese empeño en volver a trabajar me ha hecho quizá, perder una oportunidad para redirigir mi vida… creo que debo escribir ese post, ya avisaré.

    Un abrazo Daga

Deja un comentario